[sl-izq] En nosotras confiamos: acuñando alternativas al capitalismo

Iván Carrasco stychack en gmail.com
Vie Nov 28 15:11:21 EST 2014


Hola a todos. He leído el artículo en su totalidad y he revisado
rápidamente algunos links que han dejado por acá. Comparto la opinión de
Daniel. Sin embargo, me parece importante hacer algunas aclaraciones o
comentarios, no sólo sobre lo que dije, sino sobre el tema en cuestión.

Encuentro una deficiencia esencial en el texto y en las explicaciones que
tratan el "dinero como deuda". Ninguno de ellos responde lo que
supuestamente pretende explicar, a saber, qué es el dinero. Establecen de
buenas a primeras una identificación entre dinero y deuda para después
hablar sobre la maldad de los bancos y la creación de "dinero" ficticio.
Después proponen la creación de un "dinero buena onda" y, en el caso del
texto que dió origen a estos comentarios, se adereza con una fraseología
pretendidamente marxista para, quizá, dar legitimidad a lo escrito.

En el texto se hacen afirmaciones sin dar argumentos.Se pretende que el
lector asuma ciertos supuestos y a partir de allí se llega a concluir la
necesidad de una "moneda chida". Se despacha a Marx, a Adam Smith, a Alfred
Mitchell-Innes o a David Graeber de un sólo plumazo. No se explica qué es
eso de que el dinero en sus origenes no descansa en ser un medio de
intercambio que resuelve los problemas del trueque, "sino en su función
como unidad de contabilidad para obligaciones sociales varias".

Y se llega a afirmaciones jaladas de los pelos como esa que dice, en boca
de Lazzarato, que la relación de clase fundamental es la de deudor-acreedor.

Tal parece ser el mismo horizonte interpretativo en el que se movía
Proudhon (que también proponía la creación de un dinero "bueno" y sus
discípulos hablaban de reformar los bancos para acabar con el capitalismo)
cuando intentaba criticar a la sociedad burguesa, quedando preso en el
horizonte epistémico-ideológico burgués. De allí que Marx dijera sobre él,

*En mi Contribución a la crítica de la Economía Política, fasc. I, Berlín,
1859 (págs. 59-64), se demuestra que la base teórica de sus ideas tiene su
origen en el desconocimiento de los principios elementales de la «Economía
política» burguesa, a saber, la relación entre la mercancía y eldinero,
mientras que la superestructura práctica no es más que una simple
reproducción de esquemas mucho más viejos y mejor desarrollados. No cabe
duda y es de por sí evidente que el crédito, como ocurrió en Inglaterra a
principios del siglo XVIII, y como volvió a ocurrir en ese mismo país a
principios del XIX, ha contribuido a que las riquezas pasen de manos de una
clase a las de otra, que, en determinadas condiciones económicas y
políticas, puede ser un factor que acelere la emancipación del
proletariado. Pero es una fantasía genuinamente filistea considerar que
el capital que produce interés es la forma principal del capital y tratar
de convertir una aplicación particular del crédito -una supuesta abolición
del interés- en la base de la transformación de la sociedad. En efecto, esa
fantasía ya había sido minuciosamente desarrollada por los portavoces
económicos de la pequeña burguesía inglesa del siglo XVII. La polémica de
Proudhon con Bastiat (1850) sobre el capital que produce interés[10]
<https://www.marxists.org/espanol/m-e/1860s/sp65s.htm#fn20> está muy por
debajo de la Filosofía de la miseria.(las negritas son mías)*


Marx, que no en vano dedicó TODA su vida en entender críticamente el
capitalismo, nos dice (en El capital, primer tomo, cap. I, 3er parágrafo)
sobre el dinero,

"De lo que aquí se trata, sin embargo, es de llevar a cabo una tarea que la
economía burguesa ni siquiera intentó, a saber, la de dilucidar la génesis
de esa forma dineraria, siguiendo, para ello, el desarrollo de la expresión
del valor contenida en la relación de valor existente entre las mercancías:
desde su forma más simple y opaca hasta la deslumbrante forma de dinero.
Con lo cual, al mismo tiempo, el enigma del dinero se desvanece."

Ahora la economía burguesa trata de explicar, a partir de la "deuda", la
génesis del dinero... Pero lo inquietante es que la misma izquierda, que ya
había zanjado el tema hace unos 150 años procede a echar mano de éste tipo
de teorías sin preguntarse sobre la necesidad del dinero mismo, y mucho
menos, sin preguntarse qué relación guarda el dinero con la producción de
mercancías.

El problema no es el dinero, sino la relación social que lo hace posible.
Es allí donde debemos concentrarnos y trabajar.

Saludos!
-------------- next part --------------
An HTML attachment was scrubbed...
URL: <http://lists.mayfirst.org/pipermail/sl-izq/attachments/20141128/3f47f34f/attachment.html>


Más información sobre la lista de distribución sl-izq